Acciones para la celebración del aniversario 65 del Ballet Nacional de Cuba y los 70 años del debut de Alicia Alonso en Giselle

—Inauguración de la exposición Divertimentos, en el Teatro Nacional – Sala Avellaneda (vestíbulo). Viernes  8 de febrero, 7:30 pm.
Divertimentos es un proyecto que tuvo su premier durante el 23. Festival Internacional de Ballet de La Habana. La curaduría estuvo a cargo del artista Nelson Domínguez y la Galería Los Oficios fue el recinto escogido para la inauguración de la gustada exposición con la presencia de la prima ballerina assoluta, además de otras personalidades cubanas y extranjeras congregadas con el objetivo de apreciar el lúdico evento que tendría lugar entre la plástica y la danza.
La tesis de la exposición consiste en representar gráficamente el estrecho vínculo que existe entre el ballet y las artes visuales contemporáneas. Para ello, los artistas plásticos utilizaron como base de sus creaciones zapatillas de ballet pertenecientes a los propios bailarines del Ballet Nacional de Cuba: Annette Delgado, Yanela Piñera, Verónica Corveas, Amaya Rodríguez, Dani Hernández, Alejandro Silva, Camilo Ramos y Osiel Gounod, son algunos de los protagonistas de las obras plásticas concebidas.
El grupo de creadores que integra esta exposición es muy heterogéneo, pues en él confluyen veteranos de este arte junto a noveles artistas, siendo este uno de los aciertos de Divertimentos. Por otra parte, las manifestaciones que en esta exposición se dan cita son múltiples: pintura, instalación, fotografía, escultura, arte cinético, coinciden en esta polifacética muestra que toma a la danza como pretexto para demostrar los disímiles caminos por los que transita el  arte cubano contemporáneo. De esta forma, la exposición demuestra cómo un arte tan sublime y efímero como el ballet puede ser perpetuado en piezas de alto valor artístico. Así, se conservará este momento del ballet en Cuba como memoria del arte cubano actual al imbricar estas dos manifestaciones en un mismo espacio y tiempo.
Consideramos oportuno este momento, en que el Teatro Nacional de Cuba recibe al BNC en sus salas, para retomar este proyecto con el objetivo de que el público disfrute de esta selectiva muestra que amalgama con refinado gusto danza y plasticidad. (Dayana Camejo Blanco)

—Palpitar, esculturas de Valladares y fotos de Nancy Reyes. Galerías Los Oficios. Jueves, 14 de febrero, 4:00 pm.
En la muestra Palpitar, el reconocido escultor y orfebre Alberto Valladares Valdés (La Habana, 1962), laureado en la Feria Internacional de Artesanía FIART 2012 con uno de los Premios, en la categoría Obra, expondrá en esta ocasión un conjunto de 8 esculturas realizadas en cobre, plata, bronce y acero que respiran en el ballet, inspiradas en Alicia Alonso (su baile y su obra coreográfica), en homenaje al aniversario 70 del debut de la prima ballerina assoluta en Giselle, y al aniversario 65 del BNC, que se conmemoran este año.
La danza, transformada en bailarinas, es interpretada por el creador de manera personal, en originales y magníficas versiones que hablan de lo nuestro. La ligereza del gesto, el ritmo del cuerpo, el lirismo de una melodía que transforma el movimiento, buscando siempre soluciones acordes al lenguaje (material utilizado), han sido traducidos a la plata, el cobre, las piedras preciosas…, en obras únicas que representan, al mismo tiempo, la glorificación del cuerpo y la fugacidad aérea del espíritu, esos que Valladares recrea en piel de metal para la eternidad.
En su creación escultórica de los últimos tiempos, la plata, el bronce, alpaca, hierro, mármol negro, verde y de Carrara, ágata…, se han transformado en arte de altos quilates. Del ballet clásico extrae ejemplos para fundir con sus sueños: Giselle puede “danzar” desde su diestra mano con formas elocuentes, y La muerte del cisne desborda el lirismo sobre plata y mármol. Su Carmen/Alonso, desata la interioridad sanguínea de la mujer enamorada; Coppélia es una mágica espiral de giros hacia el infinito bailando al ritmo intenso de su creatividad, mientras que Don Quijote recrea el espíritu del amor con un corazón de metal para dos…
Su imaginación no tiene fronteras a la hora de trabajar los metales. Experimenta con las formas más atrevidas, huye de lo convencional y juega con el arte y las “sustancias” más diversas. Alberto Valladares ha seguido caminos diferentes buscando su propia obra, cada uno tan válido como el anterior, porque válidos han sido también sus resultados. En sus piezas escultóricas se intuye un doble sentimiento: la fina y sutil delicadeza exterior con un contrapunto de potencia y agresividad interior que empuja hacia afuera. Asimismo el artesano, en mayúsculas que es Alberto Valladares mostrará un conjunto de joyería inspirado también en la danza. Es que las manos del orfebre tienen algo de mago para reinventar el mundo y conquistar los más disímiles materiales. Formas ligeras, ágiles líneas, diseños atrevidos y hasta futuristas adornan sus piezas. En sus manos, esas que en realidad hablan por él, endurecidas por el diario forjar el oro, la plata y otros metales, preciosos o no, cobran casi calor humano. Junto a sus esculturas, el público podrá apreciar un conjunto de 10 fotografías de la destacada artista del lente Nancy Reyes, quien en los últimos años ha dejado su  impronta en la fotografía del movimiento, en particular dedicada al ballet, para entablar un justo diálogo con las esculturas Danza mediante. (Toni Piñera)

—Para Alicia, un homenaje, del artista Osvaldo García. Galería Los Oficios.
Integrada por dibujos y pinturas (óleos y técnicas mixta sobre telas). Entre las piezas expuestas se mostrará una obra que está realizando para entregar a Alicia Alonso en ocasión de su aniversario 70 en el rol de Giselle
Osvaldo García. (Holguín, 1947. Pintor, dibujante y grabador). Con una brújula personal sigue el camino del hombre por un laberinto de metáforas visuales donde detectamos un peculiar tratamiento del paisaje circundante, la vegetación y una morfología corporal, cuya factura y diseño se afirman en una personal asimilación del acervo clásico y contemporáneo. Osvaldo García, graduado de la ENA (1968) y del ISA (1981) basa su estilo en el virtuoso dominio del dibujo en el que esboza, combina, recrea y expande, tornándolo muchas veces mancha o dimensión formal de los espacios. Por ello, en esos dibujos concebidos como pinturas o pinturas solucionadas mediante el sentido del dibujo, se funden y trenzan de diferente manera, los planos, transparencias, líneas inacabadas, cortes y mezclas de técnicas, espacios vacíos y minuciosas tramas, rasgos sueltos y efectos perceptivos.
En esta exposición Para Alicia, un homenaje, sobresale el amor por la etérea bailarina, por su danza. El consigue orquestar la figuración en atmósferas variables, resueltas por la síntesis de lo visto. Se concentra en la figura humana, traspasa el baile, para fundir los sentimientos de los artistas y hacer que sus sensaciones se yuxtapongan a las capas del material pictórico. Persigue con la mirada y el pincel a los danzantes en los momentos en que están fuera de los escenarios y los tabloncillos, para recrearlos en esos instantes de ¿reposo?, de pensamientos, de descanso, o cuando esperan para salir a escena o a ensayar. Hay algo de interno, de diálogo con los adentros, que sale a flote con una línea depurada y ricos matices de aguadas… Con todo eso conquista al espectador.
Como un resumen de aquello que el artista “ha digerido” del cubismo, la abstracción gestual, la fotografía, los injertos neofigurativos, el expresionismo, el arte conceptual, el bad painting… Siempre alejado de las modas y modos, hay en él una indagación seria de las formas de lo sensual, que quedan en el pulso y la memoria. (Toni Piñera)

—Exposición 70 fotos de Alicia Alonso en Giselle.

—Como parte de los festejos por el aniversario 70 del debut de la prima ballerina assoluta Alicia Alonso en Giselle, la Editorial Gente Nueva prepara la edición especial de un texto narrativo sobre este famoso ballet, adaptado para a los niños y jóvenes, dentro de su colección Tesoro-Ballet de álbumes ilustrados a todo color.

—Gala por los 70 años del debut escénico de Alicia Alonso en Giselle. Presentación de Giselle, por el Ballet Nacional de Cuba. Teatro La Maestranza de Sevilla, España. Sábado 2 de noviembre, 8:30 pm. Comprende una exposición, presentación de libros y la presencia de personalidades de la cultura española.

—Temporada de conmemorativa de presentaciones del Ballet Nacional de Cuba en ocasión del aniversario 65 de la compañía y los 70 años del debut de Alicia Alonso en Giselle. Mes de diciembre.

—Edición del libro Alicia Alonso o la eternidad de Giselle, de Mayda Bustamante. Publicado en España por Ediciones Cumbres. Comprende recopilación de las valoraciones de la Giselle de Alicia Alonso publicadas durante siete décadas, selección de fotos, cronología y un DVD con grandes momentos de Alicia Alonso en Giselle.

—Reedición del libro de Pedro Simón titulado Giselle, Alicia Alonso-Vladimir Vasiliev, por la editorial Niocia de Barcelona. Se trata de la tercera edición de este libro, que recoge en imágenes la función del ballet Giselle interpretada por esos famosos bailarines con el Ballet Nacional de Cuba, en un único encuentro escénico ocurrido en el Gran Teatro de La Habana en 1980.