Carmen

Coreografía y libreto: Alberto Alonso, sobre la novela de Prosper Mérimée y el libreto de Henry Meilhac y Ludovic Halevy para la ópera homónima de Georges Bizet
Música: Rodion Schedrin, sobre la original de Georges Bizet
Diseños: Salvador Fernández.

El ballet Carmen tuvo su estreno mundial en el Teatro Bolchoi de Moscú, en 1967, y el primero de agosto de ese mismo año fue estrenado en el Gran Teatro de La Habana, con Alicia Alonso como su excepcional intérprete.
La puesta en escena del Ballet Nacional de Cuba, concentra su intención en revelar las contradicciones esenciales entre la personalidad rebelde de Carmen y las fuerzas de su época, representadas por los personajes que la rodean. Carmen se enfrenta a una sociedad que, de acuerdo con sus cánones, la niega y la enjuicia. La disyuntiva que se le presenta es adaptarse o perecer; y ella, libre, voluntariosa, individual, prefiere morir.

El argumento se resume así: la gitana Carmen, mujer hermosa y sensual, es terrible en sus pasiones. Trabaja como cigarrera en la fábrica donde ha reñido con una de sus compañeras, por lo que es arrestada por el capitán Zúñiga. Carmen seduce al sargento José para que éste olvide su deber y la ayude a escapar, convirtiéndolo además, en contrabandista y ladrón. Más tarde, la gitana se enamora del joven torero Escamillo. José, al verse traicionado por Carmen, la mata de una puñalada.

Carmen juega con los sentimientos de tres hombres: Don José, el torero Escamillo y Zúñiga. Los famosos protagonistas de la novela de Merimée están ubicados en una plaza de toros, que simboliza la vida. El toro de lidia y el destino de Carmen se unen en un siniestro personaje.