Estamos aquí por el futuro y la esperanza

Los miembros de la delegación convocada por el Consejo de la Ciudad de Tampa y presidida por la señora Yvonne «Yoli» Capine, asistieron a una función del BNC, ayer en el GTH Alicia Alonso

Con los rostros felices y la convicción de manifestar en la Isla la voluntad de continuar los programas de intercambio de Estados Unidos con Cuba en todos los sectores, asistió en la tarde de ayer a una función del BNC en el GTH Alicia Alonso, una delegación convocada por el Consejo de la Ciudad de Tampa (Florida), que encabeza su presidenta, la señora Yvonne «Yoli» Capine.

Este importante grupo –el primero que llega aquí después de que el Ejecutivo de Estados Unidos instara a sus ciudadanos a no visitar Cuba–, está integrado por otros miembros del Consejo de la Ciudad de Tampa, la presidenta del Consejo de la Ciudad de St. Petersburg, hombres de negocios en diversos campos y empresarios, cuyo interés primordial –manifestaron en breve contacto con la prensa cubana- es el de fomentar las relaciones con la Isla del Caribe en los sectores económicos, científicos, académicos, y por supuesto, culturales. En este sentido, la presidenta del Consejo de la Ciudad de Tampa señaló la importancia de este acercamiento, que no hace más que continuar una vieja amistad, porque en su territorio vivió a finales del siglo XIX José Martí, nuestro Héroe Nacional. Por eso estamos aquí, para mantener la relación en el futuro entre Cuba y Tampa, porque ninguna otra ciudad tiene una historia común como la de nosotros, dijo.

El vicepresidente del propio Consejo, Harry Cohen, enfatizó por su parte que estamos aquí por el futuro y la esperanza de que las relaciones entre nuestros pueblos se mantendrán, algo que puntualizó la señora Darden Rice, presidenta del Consejo de la Ciudad de St. Petersburg, quien añadió que están aquí para que estas se normalicen, sean positivas muy pronto y continúe la amistad entre los dos países.

En el intermedio de la función, cuyo programa incluía Umbral y A la luz de tus canciones, coreografiadas por Alicia Alonso y Carmen, de Alberto Alonso, los miembros de la delegación estadounidense saludaron a la directora del BNC, en presencia de Abel Acosta, viceministro de Cultura. Y expresaron, todos, su satisfacción de estar en ese hermoso teatro con tanta historia, y poder encontrarse con una gloria de la danza. El señor David A. Straz, filántropo, reconocido empresario y presidente del Centro Straz para las Artes de Tampa, le recalcó a Alicia la esperanza de verlos bailar en esa ciudad, en mayo del próximo año, algo que será un inmenso honor. Como colofón del encuentro, las manos de Alicia y de la presidenta del Consejo de Tampa, se fundieron largamente, como símbolo de la amistad y agradecimiento por su arte.

La delegación norteamericana tiene previstas visitas oficiales al gobierno de la ciudad, reuniones de negocios con representantes del Mitrans, Biotecnología, así como a la Zona Especial de Desarrollo  Mariel y el Minrex, entre otros.

 

Autor: Toni Piñera | cultura@granma.cu