Estrellas del Ballet Nacional de Cuba en gala de clausura del Encuentro de Academias para la Enseñanza del Ballet

El  XXIII Encuentro Internacional de Academias de Ballet llega a su jornada final con la Gala Estrellas Presentes y Futuras del Ballet en Cuba, que tendrá como escenario la Sala Avellaneda del Teatro Nacional, el miércoles 19 de abril, a las 8:30 pm.

El programa protagonizado por las principales figuras del Ballet Nacional de Cuba incluye El cisne negro (pas de deux del III acto de El lago de los cisnes), con Anette Delgado y Dani Hernández; La bella durmiente del bosque  (pas de deux del III acto), protagonizado por Sadaise Arencibia y Raúl Abreu; Muñecos, de Alberto Méndez, será asumido por Rafael Quenedit y Grettel Morejón, y cierra el programa el pas de deux del III acto de Don Quijote, interpretado por Viengsay Valdés y Patricio Revé.

En esta gala se conocerán los ganadores de las diferentes Categorías del Concurso y habrá un panorama interpretativo de los grandes premios en las diferentes categorías.

Las notas del programa se apuntan que: «Cincuenta y cinco años atrás, nació la Escuela Nacional de Arte, una de las grandes obras de la Revolución Cubana, fundada por iniciativa del Comandante Fidel Castro, el mayor garante del ballet cubano. Jóvenes bailarinas del Ballet Nacional de Cuba integraron el claustro fundador. Fue un primer momento en que presente y futuro marcharon juntos: jóvenes maestras y niños que daban sus primeros pasos por el mundo del ballet. Seis años más tarde, se graduarían los primeros bailarines formados en la Escuela Nacional y eran seleccionados para incorporarse a las filas del Ballet Nacional. Desde aquellos tiempos la Compañía y la Escuela han recorrido juntas el largo y glorioso camino del Ballet Cubano.

«En la Gala de hoy, a iniciativa de Ramona de Saá y con el apoyo de la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, figuras principales del Ballet Nacional de Cuba actuarán juntos a jóvenes profesionales graduados recientemente en la Escuela Nacional de Ballet «Fernando Alonso». Sobre la escena se deja ver la labor de continuidad permanente del bionomio Escuela-Compañía. Una excelente ocasión para constatar el vigor del presente y el futuro del Ballet Cubano.»

 

Dpto. de Prensa

Ballet Nacional de Cuba