Exposición sobre Alicia Alonso en el Museo Nacional de la Danza en Estados Unidos

Una exposición fotográfica que celebra los 75 años del debut de la prima ballerina assoluta Alicia Alonso en el personaje de Giselle acaba de ser inaugurada en el Museo Nacional de la Danza, en Saratoga Springs, Estados Unidos, en coordinación con el Museo Nacional de la Danza de Cuba.

Las palabras de apertura de la exposición estuvieron a cargo de Octavio Roca, autor del libro Cuban Ballet, con prólogos de Alicia Alonso y Mijaíl Baryshnikov, y que también ha sido crítico de música y danza para The Washington Post, The Washington Times y San Francisco Chronicle.

El programa de acciones en torno a la exposición también incluye una conferencia de prensa, y posteriormente una disertación de Octavio Roca, titulada “Alicia de Cuba, la Giselle de Alonso”, en el Skidmore College’s Dance Theater. El tema, según el propio Roca, es acerca de “cómo una obra maestra francesa basada en una leyenda alemana, más conocida por medios de las interpretaciones rusas, ha sido espectacularmente recreada y definida por una bailarina cubana”.

La muestra coincide con las actuaciones, por primera vez, del Ballet Nacional de Cuba en esa ciudad, donde ofrecerá tres funciones de Giselle, del 6 al 8 de junio en el Saratoga Performing Arts Center. El rol de Giselle será interpretado alternativamente, por Sadaise Arencibia y Grettel Morejón. En el papel de Albretch se presentarán Dani Hernández, Raúl Abreu y Rafael Quenedit. Ernesto Álvarez encarnará a Hilarión y en el personaje de la reina de las Willis, actuarán sucesivamente Ginett Moncho, Ely Regina y Claudia García.

Acerca de las próximas presentaciones del Ballet Nacional de Cuba en Saratoga Springs, bajo la dirección de Alicia Alonso, Roca declaró que: “no es accidental que el Ballet de la Ópera de París envíe a sus maestros de ballet a La Habana para aprender de los cubanos. La puesta en escena de Giselle por Alicia Alonso es uno de los espectáculos de ballet más emocionantes y conmovedores para el público de hoy: abarcadora, dramáticamente sutil y emocionalmente honesta, es un vehículo ideal para algunos de los mejores bailarines del mundo. Nadie que ame el ballet puede darse el lujo de perderse esta Giselle”.

El crítico también destacó que “los bailarines cubanos han transformado el rostro del ballet con su excelente técnica, impecable ética de trabajo y sus actuaciones espectaculares”.

El Ballet Nacional de Cuba realiza actualmente una gira por Estados Unidos, iniciada el 18 de mayo en Chicago, que terminará el 8 de junio en Saratoga Springs. El periplo incluye actuaciones en Washington. En esta ciudad la compañía realizará 7 funciones de los clásicos Don Quijote y Giselle, lo cual será el broche de oro que concluirá el Festival Artes de Cuba en The Kennedy Center for the Performing Arts, teatro en el que ocurrió el debut de la compañía cubana en los Estados Unidos, hace 40 años.