Gran Teatro de La Habana

El Gran Teatro de La Habana, la más antigua institución teatral en activo de Latinoamérica, fue inaugurado el 18 de febrero de 1838, entonces bajo el nombre de Gran Teatro de Tacón. Muy pronto, gracias a la magnificencia de su sala de espectáculos y la celebridad de los artistas que en ella se presentaron, su fama trascendió las fronteras de la Isla. Luego de varias reformas, tanto en su exterior como en su interior, el edificio fue remodelado para dar paso a su forma actual. En su historia, ha tenido otros nombres, como Gran Teatro Nacional, Teatro Estrada Palma y Teatro García Lorca.

En 1915 reabrió sus puertas con el actual edificio, en una temporada de ópera ofrecida por importantes representantes del arte lírico de la época. En la actualidad constituye uno de los más suntuosos exponentes arquitectónicos de la capital cubana. Desde su fundación, han desfilado por los escenarios de este teatro las más prestigiosas figuras y compañías de ballet, ópera y drama extranjeros, entre ellas las bailarinas Fanny Elssler y Ana Pávlova; las actrices Sara Bernhardt y Eleonora Duse; los cantantes Enrico Caruso, Titta Rufo, Victoria de los Ángeles y Teresa Berganza; el Ballet Kirov de Leningrado y el Ballet del Siglo XX de Maurice Béjart; así como el gran mimo francés Marcel Marceau.

Relevantes personalidades de la música como los pianistas Serguei Rachmáninov,

Arthur Rubinstein y Daniel Barenboim; el cellista Pablo Casals, el violinista Jascha Heifetz, y el guitarrista Andrés Segovia han contribuido también al prestigio de su largo historial. Además, han actuado las más famosas luminarias del arte nacional, de diversos géneros, como Ignacio Cervantes, José White, Ernesto Lecuona, Alicia Alonso y Rita Montaner, entre otros. Desde 1965 es la sede permanente del Ballet Nacional de Cuba.

A partir de 1985, a iniciativa de Alicia Alonso, el edificio completo pasó a denominarse Gran Teatro de La Habana, reservándose el nombre de «García Lorca»

para su sala principal.

Desde 1960, el Gran Teatro de La Habana ha sido principal escenario de los Festivales Internacionales de Ballet de La Habana, prestigioso encuentro de danza en el que han participado bailarines de todos los continentes.