Museo Nacional de la Danza

El Museo Nacional de la Danza, con su sede en el edificio situado en la esquina formada por las calles Línea y G, en una de las zonas más céntricas de El Vedado, abrió sus puertas en 1998, coincidiendo con el cincuentenario del Ballet Nacional de Cuba, institución de la que recibe un importante apoyo. Concebido y auspiciado por Alicia Alonso, este Museo está vinculado administrativa y metodológicamente al Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, del Ministerio de Cultura de Cuba.

El Museo Nacional de la Danza cuenta con una amplia colección de manuscritos, fotografías, grabados, vestuario teatral, medallas, carteles, bocetos de trajes y decorados, ediciones bibliográficas raras, pinturas, esculturas y otras piezas, en un conjunto que ilustra varios siglos de la historia universal de este arte.

Este Museo ha especializado sus salas en los siguientes temas:

    • Alicia Alonso (Memorial de la carrera artística de la insigne bailarina)
    • La era romántica
    • Siglo XIX
    • Ballets Rusos
    • La danza en la sociedad pro-arte musical de La Habana
    • El Ballet Nacional de Cuba
    • El Baile folklórico
    • La danza-moderna
    • La danza en las artes plásticas
    • El diseño teatral danzario
    • Otros temas y figuras
Que Cuba posea una institución museística especializada en el arte de la danza, es una lógica consecuencia de una cultura nacional en la que esta expresión artística posee profundas raíces, que se adentran en la idiosincrasia misma del pueblo cubano. La fuerza de su folklore danzario ha sido el precedente natural en un descollante movimiento de danza escénica, que tiene a la legendaria Alicia Alonso como símbolo supremo. La escuela cubana de ballet, el baile popular y las diversas modalidades de la danza-moderna y folklórica, son sin lugar a dudas orgullo de la cultura cubana.
El Museo Nacional de la Danza, además de su colección permanente, realiza exposiciones transitorias, dedicadas a muestras temáticas variadas. Asimismo, dispone de una biblioteca especializada, un centro de documentación, una colección de filmes, videos, grabaciones y soportes informáticos diversos; además, un archivo de voces de personalidades relacionadas con la danza.
Este Museo contó como punto de partida, para comenzar su trabajo, con la importante colección privada de Alicia Alonso. Además, los fondos documentales, la colección de antiguos vestuarios y elementos escenográficos del Ballet Nacional de Cuba. El Museo recibe valiosas donaciones de coleccionistas particulares, tanto de Cuba como del extranjero, que enriquecen el acervo de la institución.