Público y crítica madrileña aplauden el CASCANUECES del Ballet Nacional de Cuba

El Ballet Nacional de Cuba, bajo la dirección de Alicia Alonso, inició las presentaciones de su actual gira europea, por Madrid, con Cascanueces, en los 125 años de su estreno. El público y la crítica han acogido con beneplácito estas funciones aplaudiendo el desarrollo de la escuela cubana de ballet.

En las páginas del ABC Julio Bravo señala que: «Sigue asombrando la proeza que es que Cuba […]mantenga viva la llama del ballet con una compañía lustrosa. Tal vez no haya en sus filas los nombres, algunos legendarios, que la conformaron en el pasado, pero el espíritu de su creadora, Alicia Alonso, permanece intacto en el conjunto, que afortunadamente mantiene su idilio con los escenarios madrileños […] El Ballet Nacional de Cuba presenta estos días en los teatros del Canal Cascanueces —la semana que viene ofrecerá su emblemática Giselle—. Resulta raro ver este ballet, tradicionalmente navideño, cuando el termómetro ha comenzado su escalada hacia el verano, pero siempre es una alegría ver este ballet dinámico, naïf, con una de las más luminosas partituras escritas para danza. Doble alegría cuando se escucha además en directo por una magnífica orquesta, la Sinfónica Verum a las órdenes de un conocedor y cuidadoso Giovanni Duarte. […] El Cascanueces del Ballet Nacional de Cuba es un espectáculo de juguete y un viaje en el tiempo. […] Pero lo importante es la danza, y este Cascanueces está en general muy bien bailado; destila juventud y calidad, con mención especial para el Hada Garrapiñada de Viengsay Valdés, exacta y señorial.»

El estreno de Cascanueces tuvo lugar el 18 de diciembre de 1892, en el Teatro Marinski, con diseños de M.I. Botcharov, K. M. Ivánov e I. Vsevolovski, y bajo la dirección orquestal de Riccardo Drigo. Los papeles principales fueron interpretados por Antonietta Dell’Era, Pavel Gerdt, Olga Preobrajenska y Nikolai Legat. La presente versión coreográfica realizada por Alicia Alonso se estrenó durante el 16. Festival Internacional de Ballet de La Habana, el 5 de noviembre de 1998. Para elaborar su puesta en escena, la Alonso partió de los elementos coreográficos que se conservan de la original, y sobre todo, del peculiar estilo concebido para este ballet por el coreógrafo y bailarín ruso Lev Ivánov. Alicia Alonso fue intérprete de Cascanueces en el American Ballet Theater y los Ballets Rusos de Montecarlo, a donde fue llevado originalmente por grandes maestros de la antigua escuela rusa, como Nikolai Sergueiev y Alexandra Fedórova.

 

Dpto. de Prensa

Ballet Nacional de Cuba